El pasado mes de julio tuvimos el placer de publicar en la revista del Colegio de ingeniería técnica industrial de España, en colaboración con el Colegio de ingenieros de Bikzaia y Juan José Lizuain, el artículo «Innovación de producto y procesos industriales«.

A continuación os facilitamos un extracto del mismo ¡Esperamos que os guste! 🤗

» […] La innovación en producto supone aplicar un cambio, discreto o sustancial a un producto existente, o bien crear uno total-mente nuevo, con la finalidad de ofrecer algo novedoso al mercado ¿Pero cómo ser capaces de concebir nuevas modificaciones? ¿Cuál es el pun-to de partida? ¿A quién pongo a pensar? ¿Cómo lo va a aceptar el mercado?

La innovación en producto requiere de una serie de pasos que nos permitan contrastar la dirección correcta y, pese a todo, siempre encontramos intrínseco en el proceso, el riesgo y la incertidumbre de la respuesta del mercado a cualquier nuevo lanzamiento. Pero no nos engañemos, a día de hoy, el riesgo a no cambiar también supone una variable lo suficientemente sólida como para llegar a pensar que no hacer nada también es tomar decisiones. Si el mercado cambia y nosotros no, el liderazgo lo abanderan otros.

Para el desarrollo de nuevos productos, hay metodologías y modelos que nos van a permitir ver a través de una visión empática y crítica, siendo capaces de construir nuevas propuestas de productos o variaciones respecto al actual con alto impacto en el cliente. Algunas de ellas se detallan a continuación.

Design thinking: la base del design thinking es establecer una conexión directa con el cliente para identificar sus necesidades ya que él será el centro de nuestra inspiración. Este modelo supone el desarrollo de 3 fases:

  • Observar, analizar y comprender las oportunidades que nos permiten adentrarnos en nuestro cliente, a través de un proceso de acompañamiento continuado durante un determinado periodo de tiempo en el que utiliza y maneja nuestro producto.
  • Identificar ventanas de oportunidad definiendo ideas que den respuesta y prototipando una solución.
  • Validar el prototipo en cooperación con el cliente contestando a las preguntas ¿realmente mejora el actual? ¿en qué grado? ¿valdría la pena pagar algo más por ello?

Microdibujos: técnica asociada a la conceptualización de nuevas herramientas que permitan desarrollar una determinada funcionalidad de una manera radicalmente diferente a la actual, tanto en forma como en técnica. Confeccionar el diseño de una determinada herramienta a partir de unas formas fijas obliga al cerebro a construir nuevos mecanismos y maneras de conseguir una determinada funcionalidad con un concepto diferente y, en consecuencia, con usos y propiedades distintos al anterior. Esta técnica puede ser una buena herramienta para diversificar y descubrir nuevos y sorprendentes útiles.

Analogías: sistemática que fuerza a la identificación en otros sectores, ámbitos, empresas e incluso en la naturaleza (biónica) de otras maneras con las que resolver una determinada disyuntiva técnica o ejecutar una determinada funcionalidad. Las analogías nos pueden servir, por ejemplo, para encontrar nuevas fórmulas de apertura y cierre, por ejemplo, de un cartón de leche. En la industria, la producción desea minimizar el coste. Todas aquellas alternativas que nos permitan abrir, cerrar, subir o bajar, de una forma más económica y rápida supondrán una mejora de la rentabilidad del proceso y del producto.

Triz: método para la resolución de problemas de carácter puramente técnico, especialmente interesante cuando intervienen elementos químicos y físicos. Fue desarrollada por Genrich S. Altshuller (científico, ingeniero y analista de patentes). Su Algoritmo para la Resolución de Problemas Inventivos (ARIZ 85) permite acceder a soluciones técnicas basadas en el estudio de patentes con las que reconducir al equipo hacia nuevas visiones y resultados. Este modelo resulta muy inspirador para equipos de investigación, especialmente en el caso de materiales y la fabricación de productos de componente químico.

Listado de atributos: el listado de atributos es una técnica creativa que persigue la generación de ideas para la conceptualización o modificación de un producto. El método consiste en identificar todas las características y partes del producto y reinventar cada una de ellas. Las clasificaciones que pueden hacerse son múltiples: materiales, disección en partes, mecanismos técnicos, circuitos… El objetivo es poner en duda cada una de las partes en las que poder diseccionar nuestro producto, previamente seleccionando los llamados atributos esenciales, y entre ellos, aquellos claramente mejorables. A continuación, se inicia una fase de exploración con el objetivo de estudiar todas las formas posibles de modificar estos atributos, y posteriormente se valora cada una de ellas y se toman conclusiones respecto al desarrollo y la implementación.

[…]»